Últimos artículos de salud
Inicio » Medicina General » Cáncer de colon: una vida saludable ayuda a prevenirlo

Cáncer de colon: una vida saludable ayuda a prevenirlo

8832

Pertenecer al grupo de personas que poseen hábitos saludables tiene sus privilegios, al menos en cuanto a prevención del cáncer de colon  se refiere.

La invitación para adquirir una membresía a este estilo de vida es realizada en esta oportunidad por investigadores australianos de la Universidad de Sydney. Liderados por Rachel Huxley, analizaron numerosos estudios publicados entre 1966 y el 2008 en revistas médicas acerca del tema.

Llegaron a conclusiones que fueron reflejadas en el último número de la revista “Internacional Journal of Cancer”. Las personas que consumieron alcohol frecuentemente y en exceso tuvieron hasta un sesenta por ciento más de chances de padecer cáncer de colon en comparación con aquellos que no ingerían alcohol. Aquellos que fumaban, tenían diabetes, eran obesos o se alimentaban a base de dietas con abundante carne roja poseían hasta un veinte por ciento más de posibilidades de tener un cáncer.  Por el contrario, los pacientes que realizaban ejercicio físico en forma regular lograron disminuir los riesgos de presentar la enfermedad.

El cáncer de colon puede afectar tanto a hombres como mujeres y el riesgo se incrementa con la edad.  Las personas más propensas a desarrollarlo son las que tienen más de cincuenta años (ochenta por ciento de los casos) y las que presentan unas lesiones benignas en el colon en forma de coliflores denominadas pólipos. Una historia familiar de cáncer en el colon o en alguna otra localización del organismo, así como también la presencia de enfermedades benignas que generan inflamación del intestino grueso son otros factores predisponentes.

Lamentablemente el cáncer de colon suele dar síntomas cuando ya se encuentra en etapas avanzadas, por lo cual es necesario realizar consultas al médico con la finalidad de detectarlo en fases tempranas. Se recomienda iniciar los controles a partir de los cincuenta años en los pacientes sin historia familiar de cáncer de colon y a partir de los cuarenta años en caso de tener antecedentes de enfermedad en la familia.

El médico, en caso de considerarlo necesario, podrá solicitar una colonoscopía que se caracteriza por ser un procedimiento seguro con un bajo índice de complicaciones (0,1 a 0,5 por ciento) y le permite una evaluación detallada del intestino grueso y una detección precoz de la lesión.

En sintonía con las conclusiones aportadas por el estudio, los médicos habitualmente sugieren consumir dietas ricas en fibras y bajas en grasas, moderar la ingesta de alcohol y carnes rojas, evitar el tabaco, reducir el sobrepeso y realizar ejercicios durante al menos veinte minutos (tres a cuatro veces por semana) para prevenir la aparición de la enfermedad. Pertenecer requiere esfuerzos pero tiene sus beneficios.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Al continuar con su navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies. Más información >