Últimos artículos de salud
Inicio » Medicina General » Padres más informados y niños más seguros

Padres más informados y niños más seguros

cough

Debido a la falta de información, involuntariamente los padres al intentar tratar los problemas de salud de sus hijos cometen numerosos errores en la selección de medicamentos de venta libre y generan efectos indeseables que en algunos casos pueden ser graves.

En los Estados Unidos, sólo el mal uso de medicamentos de venta libre para tratar la tos fue responsable en los últimos cuarenta años de numerosas consultas a guardias, internaciones y más de cien muertes en niños. A pesar de la puesta en marcha desde hace un tiempo de estrategias de educación por parte de las entidades regulatorias, un estudio publicado en el último número de la revista Pediatrics refleja que los padres siguen eligiendo mal.

Los investigadores norteamericanos, liderados por Nicole Lokker, buscaron conocer un poco más acerca del modo de empleo de medicamentos de venta libre para tratar problemas de salud, frecuentes de observar en niños, como lo son la tos y los cuadros gripales. Para ello evaluaron por medio de encuestas las habilidades para elegir medicamentos de 182 padres que asistieron entre septiembre del 2006 y octubre del 2007 a salas de emergencia de hospitales en los Estados Unidos en busca de atención médica para sus hijos.

Los resultados no fueron para nada alentadores, ya que cuatro de cinco padres de niños menores de dos años elegían para tratar la gripe y la tos medicamentos que no eran recomendados para niños de esa edad. Los científicos adjudican los errores a una incorrecta interpretación de las recomendaciones de los envases de los medicamentos y plantean la necesidad de rediseñar la información que acompaña a los fármacos de tal forma que sea más entendible. Sugieren además instruir a los padres sobre el correcto uso de los mismos en los niños.

Las diversas entidades que regulan el uso de medicamentos enfatizan las obligaciones que tienen los padres de leer las advertencias e instrucciones de uso, conocer el principio activo y las dosis a emplear, respetar las indicaciones según la edad y peso del niño, evitar el empleo de dos medicamentos en forma conjunta que puedan potenciar la toxicidad, mantener siempre los medicamentos fuera del alcance de los menores y preferentemente en botellas con tapa a prueba de niños, controlar la fecha de vencimiento y la correcta conservación del mismo.

La consulta al médico sin dudas es vital, ya que es quién asesorará sobre la correcta utilización de los medicamentos y corregirá eventuales errores que puedan haber surgido..

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Al continuar con su navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies. Más información >