Últimos artículos de salud
Inicio » Geriatría » Por un Año Nuevo sin heridos por pirotecnia

Por un Año Nuevo sin heridos por pirotecnia

Las recomendaciones a veces no son escuchadas por algunas personas. Es así que el “no utilice pirotecnia pasa a engrosar una lista de de sugerencias olvidadas. La pasada Nochebuena así lo demostró con accidentes en todo el planeta vinculados a los fuegos artificiales.

La primera parada de este peligroso viaje la constituyó Argentina. En Mendoza, una ciudad ubicada en el oeste del país y al pie de la Cordillera de los Andes, en medio de la celebración se registraron, según informes del Ministerio de Salud, 29 heridos por pirotecnia. La cifra casi duplicó los 15 pacientes atendidos en el 2008. Uno de ellos, más precisamente un menor de edad, sufrió la amputación de un dedo de su mano derecha al estallarle repentinamente un petardo.

En tanto en Filipinas, país del sudeste asiático, no lo pasaron mejor. El 28 de diciembre las autoridades sanitarias, a partir de reportes de hospitales de toda la nación, comunicaron que el número de heridos durante la festividad lamentablemente fue de 128 personas. Uno de ellos, de manera insólita y criminal, fue herido por una bala perdida. El resto de los lesionados fue debido a los fuegos de artificio. Se registraron 103 pacientes con quemaduras, 6 con amputaciones en dedos y 18 con lesiones en el ojo.

Dos verdaderos arsenales pirotécnicos estallaron en menos de 5 días. El 26 de diciembre pasado, en la localidad mexicana de Cancún, un hombre resultó con quemaduras severas al volar su casa. Su domicilio era utilizado como lugar de acopio de elementos pirotécnicos. Del otro lado del Atlántico en España, más precisamente Granada, el 29 de diciembre se desató un incendio en una caseta de una empresa de pirotecnia. Según la agencia de noticias Europa Press, el saldo fue de 4 personas heridas, dos de ellas por inhalación de humo.

Aún queda por despedir este año y recibir el 2010. Es sólo y nada menos que por eso, que evitar el uso de fuegos de artificio o al menos dejar su manipulación bajo el control de personas responsables es una sabia decisión. Lo ideal sería recibir el nuevo año con un brindis y sin heridos.

Imagen: Flickr

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Al continuar con su navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies. Más información >