Últimos artículos de salud
Inicio » Adicciones » Vinculan a la depresión con el mal clima laboral



Vinculan a la depresión con el mal clima laboral

 

Lejos del mediático y relativamente reciente descripto Síndrome de Burn Out, la antigua y solapada depresión, de acuerdo a un trabajo inicial y exploratorio de un grupo de investigadores finlandeses, emerge también como un trastorno psiquiátrico asociado a un mal clima laboral  de trabajo.

Los científicos del Instituto de Salud Ocupacional de Finlandia, liderados por Marjo Sinokki, lograron recolectar información por medio del empleo de entrevistas y encuestas de alrededor de 3347 trabajadores residentes en Finlandia con edades determinadas entre los 30 y 64 años en el período comprendido entre el año 2000 y 2001.

Los resultados publicados recientemente en el último número de la revista médica Occupational and Environmental Medicine reflejaron que el pobre clima laboral se asocia a un 61% de registros más altos de depresión en los empleados. Según el estudio, fueron más susceptibles a padecer depresión las mujeres quienes en comparación con los hombres debieron recurrir más frecuentemente a terapia antidepresiva.

Son numerosos los problemas psiquiátricos que tienen como causa  el ámbito de trabajo. La sinergia entre altas demandas psicológicas, poca capacidad para tomar decisiones, inseguridad laboral y poco soporte social hacen eclosión en la salud mental del trabajador. Según estudios previos, las malas relaciones en el ámbito de trabajo se asocian a un mayor estrés, presencia de diversos síntomas relacionados con el trabajo, tasas elevadas de ausencias por enfermedad y en algunos casos especialmente en varones lamentablemente un aumento en el consumo de alcohol.

Se estima que en todo el mundo 121 millones de personas sufren depresión. Sus principales síntomas y signos van más allá de un sentimiento de melancolía pasajera y tienen que ver con otros tales como: tristeza persistente, “vacío” de sentimientos, desesperanza, pesimismo, culpa, pérdida de interés en las actividades o pasatiempos agradables, fatiga, disminución de la energía y dificultad para concentrarse. También el insomnio, la vigilia de madrugada, el exceso de sueño, la pérdida del apetito o por el contrario la excesiva ingesta y las ideaciones suicidas fueron reportadas como indicios de depresión. Todos los síntomas relatados requieren la consulta temprana al médico quien habitualmente indica un tratamiento oportuno.

Los investigadores finlandeses concuerdan que se necesitan nuevos trabajos que permitan dilucidar con mayor exactitud la relación existente entre dos fenómenos tales como el mal clima laboral y la depresión, pero sugieren que a la luz de estos resultados iniciales una mayor atención sea prestada a los aspectos psicosociales que se ponen en juego diariamente cuando las personas van a trabajar.

Imagen: Flickr